Arqueología e Historia “Desperta Ferro nº 8: “Ricos en Roma”

El número de este verano de Arqueología e Historia Desperta Ferro es perfecto para leerlo estas vacaciones: tomando un refresco en la piscina, bajo la sombrilla en la playa, a la sombra de un árbol en el campo o incluso delante del ventilador y con una lata de coca cola, como ha tenido que hacer servidora. “Ricos en Roma” es un número ameno, divertido, curioso y rabiosamente actual sin dejar de lado el rigor y la seriedad que caracteriza a Desperta Ferro. Aquí te dejo una pequeña reseña para que vayas abriendo boca.

arqueologia e historia desperta ferro

Entre Catón y Lúculo

La llegada del lujo a Roma supuso el enfrentamiento entre los partidarios del mores maiorum (las tradiciones antiguas) y el luxus asiatico (el lujo extranjero), cuyos representantes eran Catón y Lúculo respectivamente. Mientras que para el primero el lujo simbolizaba el vicio y el despilfarro, para el segundo se trataba de mostrar magnificiencia.

En este artículo veremos el impacto del lujo en la sociedad romana y conoceremos las primeras legislaciones que surgieron para regular estos excesos que, sin embargo, eran bien aceptados cuando se trataba de la celebración de juegos.

Los políticos y el dinero en la Roma republicana

DFAQ8-2-300x230En esta época, la política no estaba remunerada por lo que los que se dedicaban a ella eran ricos que tenían tiempo libre, haciendo que el Senado estuviera formado por aristócratas y terratenientes. Cicerón se mostró siempre muy crítico hacia los ricos, tachándolos de avariciosos y ruines, aunque él mismo se esforzó en tener su propia riqueza.

Poseía fincas y casas y además recibió una buena dote de su esposa además de jugosas herencias. Además, se enriqueció gracias a botines de guerra y se le acusó, en su época de gobernador, de haber hecho extorsiones fiscales en su provincia. Cicerón, de esta manera, resultaba algo contradictorio, pues por un lado criticaba a los ricos pero por otro, se afanaba en ser como ellos. Algo muy actual.

Del bolsillo de los ricos

Una de las consecuencias de la presencia de ricos en Roma es una nueva efervescencia en la construcción de templos y en la realización de obras públicas como acueductos, teatros o anfiteatros mediante los cuales estos ricos buscaban ganarse el favor de la gente. Surge así el evergetismo y la figura de los benefactores.

Al llegar la Paz de Augusto, hubo mucho tiempo y dinero para celebrar banquetes, fiestas y espectáculos mediante los que se conseguía el control urbano y también influencia social y política.

Caídos en desgracia

Obviamente, un rico podía perderlo todo a causa de las deudas. Sus bienes podían ser subastados, lo que suponía el deshonor en vida y problemas de reputación prácticamente imposibles de solucionar. Cicerón era muy crítico con los subastadores y prestamistas, a los que consideraba ruines y avariciosos al sacar provecho de la desgracia de otros.

Julio César contempló algunas leyes para evitar esas cosas como por ejemplo lo que hoy llamamos “dación en pago”, es decir, la entrega de una propiedad para saldar una deuda, lo que evitaba la subasta y la humillación pública. Más adelante, Augusto acuñó nueva moneda para solucionar la falta de liquidez y creó una caja pública alimentada con impuestos para pagar a los soldados.

El lujo y el ocio en las villae romanas

DFAQ8-5-300x230El campo estaba considerado un modo de vida ideal, casi mítico, en el que uno se podía dedicar al culto al cuerpo mediante el deporte y también a actividades intelectuales como debates o lecturas.

Con la llegada del lujo, sin embargo, veremos cómo las villas acaban convirtiéndose en centros de hedonismo donde incluso la arquitectura se pone al servicio del placer y del ocio dejando a un lado las labores productivas iniciales de estas estructuras.

Uso y abuso de los esclavos

Los esclavos eran un indicativo de estatus social principalmente debido a su coste: el precio medio de compra de un esclavo podía superar los gastos en comida de una familia durante todo un año. Aún así, el precio de un esclavo dependía de sus habilidades, conocimientos y atractivo físico.

Los esclavos podían ser liberados y entonces pasaban a ser libertos que podían tener negocios o seguir trabajando para sus amos que ahora serían sus patrones. De hecho, los libertos podían llegar a ser ciudadanos romanos.

Trimalción y el arquetipo del liberto enriquecido

En la sociedad romana existía un grupo religioso llamado Augustales, ya que estaban relacionados con el culto imperial. La mayoría de sus miembros eran libertos que se habían enriquecido gracias a sus negocios, aunque no podían acceder a las magistraturas.

No se conoce el origen de los Augustales pero sí se sabe que los libertos que pertenecían a ese grupo tenían más prestigio. Es más, estos augustales también podían actuar como benefactores y realizar obras públicas.

DFAQ8-8-300x230

El banquete romano y sus excesos

Los banquetes, además de ser actos sociales, eran ocasiones para la ostentación económica delante de los invitados. Los famosos lechos para comer llegaron a Roma en el siglo III a.C. por influencia de Grecia.

Los gastos de un banquete no se limitaban a la comida sino a la vajilla, a contratar músicos y actores que lo amenizaran y a la decoración del triclinium, la sala en la que se cenaba. En ocasiones se servían distintos platos según la condición social del comensal y ya en esta época existían cocineros famosos como Apicio, del que se conserva un recetario.

Imágenes de Arqueología e Historia Desperta Ferro

Licenciada en Historia en la Universidad de Alcalá y dedicada desde hace años a los celtas de la Península Ibérica, emprendí esta aventura en forma de blog para dar a conocer a estos desconocidos que son los pueblos celtibéricos. Huyo de los mitos, busco el rigor histórico y muestro aquí los resultados de mis estudios e investigaciones contados de forma amena para que a nadie le dé pereza leer Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *