Arqueología e Historia “Desperta Ferro”, nº7: “Neandertales”

Decir que este número de Arqueología e Historia es apasionante es quedarse corto. Incluso para neófitos como yo en cuanto a los detalles de la evolución humana, la forma de presentar ésta y en especial, claro, a los neandertales, hace que en un par de tardes se puedan comprender con facilidad ciertos conceptos que a veces confundimos. Leyendo esta revista, veremos que tenemos a los neandertales bastante subestimados ya que se deja fuera cualquier estereotipo de “salvaje” para adentrarnos en la vida de nuestros antepasados, siempre desde un punto de vista científico.

neandertales desperta ferro

Sobrevolando el mundo de los neandertales

El primer artículo de la revista nos introduce poco a poco en el mundo de los neandertales, explicando su relación con el hombre moderno y las zonas geográficas en las que vivió. Además, se realiza un repaso a las investigaciones recientes sobre el neandertal, introduciéndonos ya en algunos aspectos como los rasgos corporales que los identifican o la cultura material asociada a ellos, el musteriense.

Al mencionar aspectos como el hábitat en grupos, la capacidad de hablar o los enterramientos de sus cuerpos, se crea una imagen de los neandertales como una cultura con cierto desarrollo que atendía incluso a aspectos estéticos en forma de adornos y abalorios.

El hábitat de los neandertales

DFAQ7-2Seguramente siempre que pensamos en neandertales, nos los imaginamos metidos en una cueva alrededor de un fuego pero la verdad es que se adaptaban a hábitats muy distintos: cuevas, abrigos al aire libre, llanuras, costa… El lugar y el tiempo de permanencia en estos hábitats dependía del entorno y las circunstancias.

Existían campamentos base con varios hogares e incluso zonas de trabajo, como se ve en este artículo, pero también existían asentamientos estacionales asociados con la caza. En cualquier caso, el fuego siempre era el punto central del campamento.

Empuñando la lanza

La elaboración de armas supuso una competencia directa con los carnívoros del entorno. Los neandertales, según los últimos estudios, demuestran ser muy buenos cazadores que usaban estrategias y campamentos estacionales en busca de las mejores piezas. Existían incluso zonas especializadas en un determinado tipo de animal, seguramente porque seguían los movimientos de las manadas.

El uso de lanzas indica que se atacaba al animal desde lo lejos, lo que conllevaba una estrategia de acecho. Una vez muerto, podían despiezarlo para llevarlo al campamento base; los neandertales parecían tener mucha pericia en cuanto a técnicas carniceras. En ocasiones, también recurrían a la carroña, lo que no excluía la caza.

A la luz de las llamas

El estudio de los restos de los hogares hallados en los campamentos proporcionan mucha información acerca de la vida de los neandertales. El primer dato de importancia es valorar la capacidad de los neandertales para mantener el fuego, lo que implicaba conocimientos acerca de la combustión y los materiales usados.

En segundo lugar, el análisis de los restos carbonizados permite conocer parte de la dieta de los neandertales en la que se incluían vegetales, ya que se han encontrado restos de semillas y frutos, al igual que en la materia fecal humana examinada.

Tecnología neandertal

La cultura material asociada a los neandertales es el musteriense, característico del Paleolítico Medio y caracterizado por el aprovechamiento de las lascas mediante el uso del retoque. Las tipologías estudiadas han permitido crear una homogeneidad para varias zonas de Europa.

No solamente usaban el sílex sino también otros materiales como madera, hueso o conchas. Además de herramientas domésticas para el trabajo de la carne, la piel y la madera, también fabricaban jabalinas, venablos y otras armas arrojadizas para cazar. En el paso al Paleolítico Superior surgieron culturas intermedias como el auriñaciense y el chatelperroniense.

El elemento simbólico

neandertales desperta ferroLas tradiciones orales y las actividades simbólicas no dejan huella en el registro arqueológico por lo que siempre resulta complicado hablar de certeza sobre estos asuntos. Sin embargo, los hallazgos de colgantes, collares, abalorios… sí que parece indicar que se daba importancia al arte simbólico entre los neandertales.

El hecho de enterrar a los difuntos también es una señal de que podían tener algunas creencias; el canibalismo también se asocia como un acto simbólico en especial al compararlo con otras culturas en las que se practicaba para adquirir la energía y la fuerte del difunto. Por último, no se han encontrado restos de instrumentos musicales, que aparecen ya en el Paleolítico Superior.

Neandertal y Musteriense en la Península Ibérica

En la Península Ibérica se han hallado asentamientos con larga escala temporal que han permitido crear secuencias tipo que sirven de referencia. El material faunístico y lítico encontrado resulta muy variado: équidos, cérvidos, bóvidos y caprinos junto a denticulados, raederas, cuchillos y puntas.

La ubicación de los hogares en estos yacimientos ha permitido distinguir la organización social y también la especialización de actividades. Además, los asentamientos en la Península Ibérica tienen singularidades útiles para el estudio: hay canibalismo, enterramientos, restos de simbolismo… y se sitúan tanto en la llanura como en la montaña.

La “extinción” de los neandertales

No ha de extrañarnos que la palabra “extinción” esté entre comillas, ya que se desconocen los motivos por los que los neandertales desaparecieron. Existen varias teorías, casi todas ellas relacionadas con el contacto entre los neandertales y los humanos modernos: desplazamiento de asentamientos, transmisión de enfermedades, competencia cultural…

Otras teorías apuntan hacia los cruces genéticos, especialmente desde que un estudio de ADN nuclear en 2010 demostró que hubo un flujo genético entre los neandertales y los humanos modernos. Quizá los neandertales no fueron extinguidos sino que se fusionaron con los hombres modernos no solamente genéticamente sino también culturalmente y en su modo de vivir.

Imágenes de Arqueología e Historia Desperta Ferro

Licenciada en Historia en la Universidad de Alcalá y dedicada desde hace años a los celtas de la Península Ibérica, emprendí esta aventura en forma de blog para dar a conocer a estos desconocidos que son los pueblos celtibéricos. Huyo de los mitos, busco el rigor histórico y muestro aquí los resultados de mis estudios e investigaciones contados de forma amena para que a nadie le dé pereza leer Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *