Arqueología e Historia “Desperta Ferro” nº 10: “Babilonia y los Jardines Colgantes”

La sola mención de Babilonia remite a un pasado cercano pero al mismo tiempo exótico. Alejándose de los mitos y acercándose más a la Historia y a la Arqueología, este número de Arqueología e Historia Desperta Ferro nos descubre la realidad de Babilonia y de su rey más conocido, Nabucodonosor. Este número se convierte en un apasionante viaje desde la aparición de Babilonia hasta su decadencia pasando por sus momentos de gran esplendor. Sin duda, viene a llenar un hueco con los últimos datos arqueológicos y la revisión de las últimas teorías acerca de Babilonia.

Nabucodonosor II y la monarquía neobabilónica

El conocido rey Nabucodonosor llega al trono de Babilonia tras un período de inestabilidad política debido especialmente a los conflictos entre Asiria, ya en decadencia, y Babilonia. Por eso, a su llegada al poder lo primero que hizo fue reforzar los territorios de Asiria que habían pasado a manos babilónicas tras el reparto con los medos y además, fraguó una imagen de sí mismo basada en la de un rey perfecto: constructor, devoto, guerrero y justo. En este artículo veremos cómo lo logró y también la decadencia en la que cayó Babilonia a su muerte y que favoreció la imagen del rey persa Ciro como la del libertador..

Fuentes documentales para el estudio de la época neobabilónica

Este artículo resulta sumamente interesante pues a pesar de lo que se cree, existen aproximadamente unos 50.000 documentos en escritura cuneiforme de la que obtener datos para la historia de Babilonia. Se trata de textos de todo tipo que abarcan desde lo religioso hasta lo archivístico junto con inscripciones monumentales y lecturas científicas y literarias. Tan sólo se echan en falta los documentos de la cancillería que arrojarían luz sobre la política imperial, desconocida hasta ahora y que redondearía los conocimientos actuales sobre la época neobabilónica.

La religión babilónica y el dios Marduk

La religión babilónica es difícil de comprender en cuanto que existen distintas manifestaciones locales de la misma según la región. Sin embargo, gracias al poema Enuma Elish escrito en el II milenio a.C., esto es, durante el período paleobabilónico, podemos conocer la cosmología y teogonía de su panteón. La culminación de la misma es la aparición de Marduk como cumbre de la creación y dios perfecto por encima de los demás, es decir, el rey de los dioses. Estos rasgos sirvieron para crear la teoría política acerca de la legitimación del poder real.

La torre de Babel: un debate inagotable

Éste es uno de los artículos más interesantes de este número ya que ofrece datos históricos y arqueológicos sobre este episodio de la Biblia tan arduamente comentado y debatido. A pesar de que ha sido representada a lo largo del tiempo, lo único que se conoce de su aspecto procede de los vestigios arqueológicos y de los textos antiguos. Se cree que esta torre se correspondería con el Etemenanki, el zigurat de Babilonia que fue saqueado y destruido. Se trataría de una estructura de adobe con escaleras, terrazas y evacuación de agua y aire con un pequeño templo en la cima, asemejándose a las pirámides de Egipto en cuanto a que tenía una amplia base que sujetaba toda la estructura superior.

Babilonia: mito y realidad de una gran ciudad

Se cree que Babilonia fue fundada en el III milenio a.C. aunque las primeras noticias que tenemos sobre ella proceden del I milenio a.C. Según su origen mítico, se trataba del centro universal en el que los dioses se encontraban. Se detectan varios centros urbanos superpuestos desde el período paleobabilónico y también sucesivas restauraciones y ampliaciones llevadas a cabo por distintos reyes. El zigurat se encontraba en mitad de la ciudad por lo que se cree que formaba parte del plano primigenio. Además, Babilonia tenía otras estructuras monumentales como su gran muralla con ocho puertas y varios templos, palacios y canales.

Los Jardines Colgantes de Babilonia: un problema histórico y arqueológico

He de reconocer que este capítulo junto con el de la torre de Babel eran los que más me llamaron la atención cuando la revista cayó en mis manos. Y al igual que sucede con el de la torre de Babel, éste tampoco decepciona y desvela las grandes incógnitas que existen en torno a los misteriosos jardines colgantes, una de las maravillas del mundo antiguo. Las fuentes escritas no son demasiado aclaratorias, como se explica, y las excavaciones arqueológicas no han dado resultados concretos por lo que actualmente seguimos sin saber dónde estaban esos jardines. Por ello, ha surgido una nueva y sorprendente teoría: que los jardines no estaban en Babilonia sino en Nínive.

Los exiliados judíos en Babilonia

Debido a las guerras de Próximo Oriente, se sabe que una gran cantidad de judíos abandonaron Jerusalén para refugiarse en Babilonia. Estos judíos se dividían en tres grupos: el séquito del rey de Judá, Joaquim; los mercaderes que también actuaban en la administración local; y los agricultores que se establecieron en la ciudad de forma más o menos estable y cuyo trabajo estaba vinculado al estado babilónico. Tras la caída de Babilonia por el rey persa Ciro, muchos judíos regresaron a su tierra de origen aunque no hubo un exilio masivo como normalmente se ha creído.

Nabónido y Tayma

Con el rey Nabónido, un oficial que llegó al trono de Babilonia tras un período de inestabilidad y que ni siquiera procedía de allí, comenzó la decadencia del imperio babilónico. Debido a su nula vinculación con la ciudad, desarrolló toda una nueva ideología para legitimarse que incluía la sublimación del dios Sin por encima de Marduk, lo que lo enemistó con el clero de este dios. Además, trasladó la residencia real a Tayma, una ciudad del norte de Arabia desde la que podía controlar el comercio fronterizo y vigilar la fragmentación política de la zona. Sin embargo, Nabónido decidió regresar a Babilonia aunque no se conoce el motivo.

Imágenes de Arqueología e Historia Desperta Ferro

Licenciada en Historia en la Universidad de Alcalá y dedicada desde hace años a los celtas de la Península Ibérica, emprendí esta aventura en forma de blog para dar a conocer a estos desconocidos que son los pueblos celtibéricos. Huyo de los mitos, busco el rigor histórico y muestro aquí los resultados de mis estudios e investigaciones contados de forma amena para que a nadie le dé pereza leer Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *